Dulce companía

Antología suicida

Esta antología de cuentos es apenas una muestra breve del trabajo realizado durante ocho meses en el grupo “Los suicidas” del primer año de la Escuela de Escritura Online de Casa de Letras. A partir de consignas de escritura, los integrantes del grupo fueron elaborando ejercicios narrativos que, en algunos casos, terminaron siendo cuentos de buena factura. Estos ocho relatos son una muestra de eso. Para leer entrá en Antología suicida!!!

Espera

No esperes nada, me dijo, en un tono que sonó a sentencia. La espera es un artilugio que te suspende como quien congela una imagen. Deja que las cosas pasen, que el devenir vaya imponiéndote el ritmo que tu existencia deba tener. Prueba olvidarte del tiempo y olvidarte también, en algún lugar, tu agenda, tus obligaciones y tus esperas. Si al hacerlo, sientes vértigo, respira fuerte, contiene el aire en tus pulmones y disfruta -por esos mínimo segundos- de eso que, simplemente está ahí, y que no espera.


Lo que no te mata

Me temblaban las mandíbulas. No lo podía controlar. Podía sentir el traqueteo de mis dientes rebotándome en la boca y  nada podía hacer, salvo esperar a que pase. No era miedo, ni nada que se le pareciera. Tal vez un poco de impotencia o de bronca contenida. Que jodido es  cuando el que te tiene que cuidar te agrede. Lo inesperado. Lo impensado. Por suerte pasa y uno siente algo de eso que te dicen cuando aseguran que lo que no te mata te fortalece.