Dulce companía

Sigo siendo el rey


Luego de entregar el municipio a su rival electo para reemplazarlo, el ahora Diputado, se dirige hacia la capital, acompañado por un pequeño grupo de amigos, que en caravana abandonaron la ciudad, cuando aun no se avizoraban las primeras luces de la mañana.

1 comentario:

  1. ¡¡¡Super bueno!!! Alberto, cine negro pero en color

    Buen año

    ResponderEliminar