Dulce companía

Atardercer lunatico



Todos pertenecemos a un pueblo que es un poco distinto de otros: tanto ellos como nosotros somos una solidaridad compartida ante el espanto de cada uno de nuestros derrumbes colectivos.
Fuente:
  • Rafael Spregelburd
  • No hay comentarios.:

    Publicar un comentario