Dulce companía

Mensajes

La capuchina, parece desentendida del tiempo, sigue floreciendo y sus anchas hojas verdes se desplazan presumidas por el jardín. Ya es otoño, le dice mi álamo y le hace llegar, cotidianos mensajes en amarillas hojas que ella no quiere leer…



2 comentarios:

  1. Que hermoso que esta tu blog! si no te molesta te voy a poner en mis favoritos!!!
    saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta ese diálogo sordo vegetal. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar