Dulce companía

Cazando amaneceres

Ayer amaneció así. Y, por un instante, sentí deseos de volver atrás. A ese ayer en el que soñaba con andar cazando amaneceres, en la extensa geografía de la que me siento parte, esquivando coirones, libre como el viento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario