Dulce companía

Algo de mí

Algo de mí se fue con él. No sé si algún pensamiento, un sentimiento o algún deseo de esos que uno no sabe cómo compartir. Algo de mí se fue con él. No sé bien qué. Sé que me quedé, unos segundos, contemplando cómo se alejaba. Tenía el viento soplando fuerte sobre mis espaldas, como si me empujara a salir corriendo, a carretear para levantar vuelo.


2 comentarios:

  1. qué suerte para mis ojos y mi alma volver a encontrarte!
    tus bellas imágenes y tus textos que dicen tanto, como calladamente.
    qué suerte!

    ResponderEliminar