Dulce companía

Planes

Ayer, después de un largo invierno, salí a mi patio. Preparamos una melga de tierra y sembramos papas. Acomodamos un poco los ajos, que ya asoman con fuerza. Limpiamos los cursos de agua de las vertientes para que el agua circule. Podamos algunos sauces que dan a la calle. Conectamos las mangueras de riego. Un día primaveral. Termino la jornada cansado, pero feliz. Mañana, me digo, voy a empezar a preparar los primeros plantines, seguir la poda de los rosales y comenzar a preparar el invernáculo para la temporada. Hago planes, confiado en que el invierno ya fue y que los días por venir, van a  tener la calidez que ha tenido esta jornada. Hoy, 20 de septiembre, me levanto temprano, corro las cortinas de la ventana y afuera, el señor invierno, me dice, aun estoy acá, no me ido, tus planes no son mis planes. Y si bien,  me sorprende el cambio, porque debo dejar mis planes de lado, no dejo de alegrarme, por esta nieve que cae lentamente y que muy bien le vienen a mis plantas.

6 comentarios:

  1. Preciosa imagen para un texto descriptivo perfecto...Quiero decir....¡me gustaría estar allí! Besos

    ResponderEliminar
  2. Que linda imagen...
    Me gusta también lo que imagino al leer tu texto y recrear en mi mente todo lo que hiciste.
    Y a disfrutar también de la nieve, porque a lo mejor es su forma de despedirse...

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  3. imagen y palabras a la medida de una taza de chocolate calentando las manos, y la ventana que da al patio.

    un beso

    ResponderEliminar
  4. Como cada vez, tu fotografía me atrapa. Y luego el resto.
    Què lindo que metas las manos en la tierra celebrando la vida.

    ResponderEliminar
  5. Después de una larga ausencia, regreso...un placer leerte de nuevo. Besos!!

    ResponderEliminar