Dulce companía

Honestidad y eficiencia van de la mano

La honestidad sin eficiencia es tan contraproducente para la calidad institucional, como lo es la eficiencia sin honestidad, como lo es ese famoso y tristemente recordado “roban pero hacen. Es posible gobernar bien y en forma honesta. Las acciones son más y mejores cuando se gestiona en forma transparente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario