Dulce companía

Sin límites


Mucho se habló en los medios locales de los nuevos y no tan nuevos problemas de transito que sufrimos los vecinos de El Calafate y es cierto que la ciudad creció explosivamente y que salvo de turistas, desborda de todo un poco.

Desborda de agua cuando llueve y cuando no llueve, pero se rompe algún caño de Servicios Públicos, desbordan las cloacas hacia laguna nimes, cuando los efluentes cloacales d e los pocos privilegiados que cuentan con red, tiran de la cadena más de los necesario, desbordan las escuelas de nuevos matriculados, que colman las aulas de la diversidad de contenidos y perfiles que nuestra siempre ponderada ley federal supo engendrar, desbordan las pasarelas del glaciar que aguantaban 80 mil turistas por años y hoy soportan 400 mil (mientras esperan que los inversores privados y públicos inicien las obras de infraestructura comprometidas hace ya un par de años) y podríamos seguir con los desbordes, pero la idea es hablar del transito.

No hay que de dar muchas vueltas por la ciudad para darse cuenta de que no existe una política desde el municipio para ordenar el tránsito, los esfuerzos de los inspectores municipales para controlar el caos que se vive en determinados horarios, ya no alcanza y la desidia de las autoridades para incorporar nuevos agentes ya no tiene justificación.

Pasó Cherbucov, ahora pasó Zátera y todos en algún momento expresaron lo mismo, no se puede pretender que haya un control de transito con el mismo personal que controlaba la ciudad hace cinco años, cuando por lo menos éramos un tercio de la población actual.

Los semáforos, no son ni siquiera una promesa de la actual gestión (doce años de gobierno), las calles –que en cualquier lugar el mundo tienen una sola mano- en nuestra ciudad cambian de mano a las dos cuadras y no solo cambian de mano, también cambian de nombre.

Los limites de velocidad, varían, si sos un vecino común, el limite es de 40 por hora, si sos remissero, 60 por hora, si sos de un delivery 80 por hora, si sos funcionario municipal podes pasar tranquilamente los 100 por hora y sos Intendente Municipal, no tenés limite.

Los carteles de señalización de las calles se caen a pedazos, salvo los de prestigiosos vecinos, algunas avenidas como la 17 de Octubre, siguen teniendo carteles que nos recuerdan que antes la llamábamos Automóvil Club Argentino y si salís un par de cuadras del centro tenés que adivinar no solo en que calle estás, sino en que numero estás y ahí entra el juego el ingenio de la gente, si pedís una pizza o un remis, te buscas dos o tres puntos de referencia y seguramente te van a encontrar.

Ahora bien, nos imaginamos que los funcionarios municipales no deben dormir de los preocupados por el transito vehicular y sobretodo por las múltiples funciones que deben atender para que tanto peatones como conductores, transiten tranquilos por la desbordada ciudad.

Algunas de esas funciones:
Realizar estudios y relevamientos de datos acerca de la circulación de vehículos y personas, accidentes, redes semafóricas, puntos de conflictos y demás.
Elaborar proyectos de ordenamiento y sistematización de tránsito urbano e interurbano.
Asistir a la Dirección Provincial de Vialidad en los proyectos de obras de tránsito.
Elaborar normas e instrucciones sobre el tránsito vehicular y peatonal.
Organizar y coordinar campañas de educación vial.
Fiscalizar el cumplimiento, por parte de los concesionarios y permisionarios, de las condiciones y las tarifas establecidas para la prestación de los servicios de transporte público.
Fiscalizar el cumplimiento de las normas e instrucciones generales y específicas establecidas por la misma Dirección.
Fiscalizar el cumplimiento de la legislación provincial y nacional sobre el transporte.
Aplicar multas y sanciones por las infracciones cometidas por concesionarios y permisionarios del servicio de transporte público.
Sancionar las infracciones a las normas e instrucciones establecidas por la Dirección y por la legislación provincial y nacional.
Realizar verificaciones técnicas periódicas de vehículos de transporte de pasajeros y de cargas, así como de particulares, en lo referido a la seguridad de pasajeros y terceros, y a la protección del medio ambiente.
Entender en el otorgamiento de habilitaciones, a los choferes de los servicios públicos.
Entender en la habilitación de los vehículos de transporte de pasajeros y de carga.
Asesorar técnicamente en temas afines a los empresarios relacionados con el transporte.
Entender en el otorgamiento de concesiones para la explotación del transporte público de pasajeros.
Llevar el registro de conductores y vehículos habilitados de las empresas de transporte de pasajeros, así como de sus antecedentes e infracciones.

3 comentarios:

  1. Creo que habria que dejar todo como esta, sin semaforos sin delimitar nada, todo tiene su lado positivo, en la nota falta nombrar al pistola del director de parques nacionales que ahora que tiene camionetita nueva se cree que se puede llevar el mundo por delante...pero ojo...que por ahi anda el intendente con su Blazer a mil, puede ser que se crucen en alguna esquina de frente y ahi tomen conciencia de lo que no hicieron.
    Ahhh y tambien falta el camion de SP que encima de andar a cualquier velocidad anda tirando humo constantemente...jaja y despues hablamos de cuidar el medio ambiente, encima como saben que tira humo pasan cerquita de la vereda y el otro dia casi ahogan a un turista japones que luego del episodio no podia creer lo que le habia pasado.
    Si no hacemos nada para cambiar, dentro de 3 años este pueblo va a ser un pueblo fantasma o peor aun van a quedar solo 5 peces gordos con 12.000 giles de empleados...obviamente 8000 en negro.
    jaja..los problemas del exito decían al año pasado...
    Ciao...siamo fori de la copa.

    ResponderEliminar
  2. JAJA Y EL CASO DEL SUPER COMERCIANTE QUE CON SU CAMIONETA ""SIN PATENTE""" PARA DONDE SE LE CANTA EL UPITE? SE CREE EL DUEÑO DEL PLANETA Y SOLO ES DUEÑO DEL PLANET PATAGONIA ,JAJAJAJAJAJ

    ResponderEliminar
  3. QUE NOS PASA, la excelencia se logra solo con excelentes. Estacione mi coche sobre la avenida cerca de un Hotel con nombre de apellido, pasando un cartel de apariencia "casero" que decia prohibido estacionar - descenso de pasajeros - pero mucho antes de la esquina y cruce la calle para hacer unas compras; al rato veo a un agente de transito colocando un papelito sobre el parabrisas por lo cual me volvi y vi que el papel preimpreso estaba tildado en una casilla que se refiere a "ESTACIONAR ENTRE CARTELES PROHIBIDOS", como el agente todavia estaba proximo le pregunte que significaba ese papel y me dice que es un aviso de la supuesta infraccion cometida por mi. Ante ello le pregunto donde estaba el otro cartel que delimite el lugar prohibido de estacionamiento, a lo cual me dice que habia unos solo. No obstante ello le digo que el coche se hallaba pasando el unico cartel y para mi sorpresa me dice que tampoco puedo estacionar sobre el cordon pintado de amarillo; miro el cordon y no tenia ni siquiera algun vestigio de la pintura amarilla, cosa que le hago ver respondiendome este muchacho "buebo, tendria que estar pintado"; se le agotaron las respuestas entonces me dice que ademas estaba pintado el pavimento, esto es cierto solo que con mi zapatilla tuve que rasparlo para correr parte de la capa de tierra que la cubria en su totalidad.
    Intentando inutilmente que la nuestra fuera una conversacion criteriosa le digo que para poder hacer un verdadero ordenamiento del transito (de lo cual estoy de acuerdo) debia haber dos carteles reglamentarios con mencion de la ordenanza que habilita (y ademas paga)a tal o cual hotel tener estacionamiento "casi propio", que con referencia al cordon debia estar señalizado o sino no mencionar el color amarillo si nunca fue pintado y que sobre las marcas del pavimento debian pasar los barrenderos o barredora para que estuvieran visibles; que de no cumplirse con estos requisitos no existia falta y mucho menos molestar a la gente con "retos" impresos.
    El pobre muchacho me dice que lo que tenia que hacer era ir a decirselo al Intendente, a lo cual le dije que él o su Jefe debian decirselo ya que estan en la calle para ambas cosas (prevenir-reprimir y llevar inquietudes) respondiendome que el no podia decirle nada porque lo echaban a la m*..... y que el mayor infractor de transito era precisamente el Intendente, que andaba a altas velocidades, doblaba en "U" donde estaba prohibido, etc., etc.,. Me dijo ademas que solo una vez le habia dicho al Intendente que no hiciera esas cosas en la calle y que este respondio "dejame de hinchar las p*...." por lo cual temia ser echado.
    Esto no se si es lamentable, anecdotico o demencial, pero lo que si se es que se lo vamos a decir al Intendente pero no en su despacho sino en Octubre del 2007 en las urnas, ya sean provinciales o municipales porque la EXCELENCIA SE LOGRA SOLO CON EXCELENTES.

    ResponderEliminar