Dulce companía

Es palabra de Dios!

PETRÓLEO
Observaciones sobre un contrato petrolero
por la Pastoral Social de la Diócesis de Comodoro Rivadavia

Resumen: Ante la enajenación de los recursos naturales
los miembros de la Pastoral defienden
la soberanía del pueblo, el rol del Estado como mandatario
y el patrimonio de las futuras generaciones.

Ante el acuerdo firmado entre la provincia del Chubut y la empresa Pan American Energy, la Pastoral Social de la Diócesis de Comodoro Rivadavia, desde el ámbito de escucha del Pueblo y de reflexión que nos compete, queremos expresar nuestra preocupación y opinión, ya que están en juego los recursos estratégicos de la provincia y del país, lo cual compromete el futuro de todos los argentinos:

1. "Los recursos naturales no renovables y estratégicos para la soberanía de un país, deben ser manejados íntegramente por el Estado. De esta manera, tenemos decisión sobre el uso que le daremos a las reservas que nos quedan.”

El esquema actual prioriza, dado los altos precios internacionales del petróleo y el gas, la máxima extracción en el menor tiempo. Una nación, una provincia, no pueden priorizar el ingreso de divisas por retenciones y regalías (escasas si las evaluamos en el contexto latinoamericano), por encima de su seguridad energética en el mediano y largo plazo. Si este esquema de extracción lo permitía, la actual concesión hasta el 2017, con la renovación anticipada, se extiende hasta el 2047. No somos un país petrolero, sino un país con petróleo, que bajo este esquema, achica su horizonte de producción.”

2. "Una decisión tan importante para la provincia y el país, merecería haber habilitado el ejercicio de la plena ciudadanía, a través de una consulta popular. La participación real de los ciudadanos evitaría que la responsabilidad recayera solo sobre el gobernador y el cuerpo legislativo de la provincia. Difícilmente otro tema que requiera la opinión de la ciudadanía tendrá la magnitud que esta decisión tiene sobre el futuro de la provincia y del país.”

3. "Una discusión profunda y transparente del tema, que involucrara a toda la ciudadanía del Chubut, hubiera permitido elegir entre varias, la mejor alternativa para la provincia y para el país. En el escenario de recuperación del país, que requiere una mayor oferta energética para su sostenimiento, tendría que haberse esperado a la finalización del contrato en el 2017, para retomar la explotación del área en la forma más conveniente. Esto permitiría, en su momento, recuperar el manejo estratégico, decidiendo cómo, cuánto y cuándo extraer, y la renta, que bajo el actual esquema se llevan al exterior las compañías extranjeras.
Una justa y equitativa distribución de la riqueza requiere que miremos al conjunto de la sociedad, que incluye a las generaciones venideras.”

4. "En efecto, las ganancias que generan los recursos naturales no renovables pertenecen en buena parte a las generaciones futuras. Lo que supone una gestión de las mismas que las reinvierta en fuentes de producción y trabajo, que posibilite una vida más digna y feliz para nuestros descendientes. Agotarlas en el presente constituye una indebida expoliación que hipoteca las posibilidades de los que nos sucederán en el banquete de la vida y de la historia".


Comodoro Rivadavia, 27 de julio de 2007 (AICA)