Dulce companía

Conjeturas




Esta fotografía refleja el resultado electoral del 2003, a partir de ella, uno podría comenzar a realizar algunas conjeturas sobre el futuro electoral de los que se están perfilando como candidatos.

Tal vez, la mayor incógnita, la represente el sub-lema Unidad y Consolidación, que le hizo poco honor a la Unidad y terminó fragmentándose en por lo menos tres candidatos claramente diferenciados, el que apadrina Méndez y que lleva a Osorio como cara visible, el que encarna Vivar y el que propone Caro.




Uno puede, por lo menos, imaginar que algo resentida quedó la unidad proclamada en el 2003 y que ello se reflejará en alguna medida en el acto eleccionario del 2003. Amen de ello, no deja de ser un dato interesante el saber que, el entonces candidato a Diputado por el pueblo Julián Osorio, logró equiparar los votos del sublema, solo sumando los obtenidos en El Chalten y en Tres Lagos, votos estos, sin los que hubiera quedado con un 20% menos de electores, es decir no hubiera superado los 1200 votos en El calafate.

La otra duda que me surge, conociendo un poco a los actores políticos de la ciudad, es, hasta que punto Méndez va a ser leal a Osorio o va a repetir sus zarandeo político que en el 2003 le costó el distanciamiento de Vivar como su principal hombre de confianza, relación esta, que feneció la misma noche en que se conoció el resultado de las elecciones.

Lo que parece inmodificable de esta fotografía política, es el hecho de que una vez más, los destinos de la ciudad se van a dirimir dentro del oficialismo, esto sin menospreciar los esfuerzos que desde otros sectores se hacen para que surjan nuevas expresiones políticas en la ciudad.