Dulce companía

Remar


Che, Néstor, ¿Estás seguro de que así vamos a llegar a buen puerto?

Quédate tranquilo y rema, que, sin que nadie se de cuenta, tengo a todo el aparato municipal empujándonos el barquito.

Pero, se fue Sancho y nos dejó algunos viviplan colgados sin entregar.

No te hagas problema, te digo, si hay que usar los pocos fondos que nos quedan de plazo fijo, los usamos, pero vos vas a ser mi sucesor.

Como pocos fondos? No era que me dejabas un buen superavit?