Dulce companía

Transiciones

Salir con la maquina de mirar, bajarse y caminar, girar y girar.  Aceptar mi insignificancia, confiar la  mirada a la inmensidad.

1 comentario:

  1. cuando abrí tu blog, pensé en que no te había contado la emoción que me causa la imágen que lo encabeza.
    pero ahora...., ahora me he quedado colgada de esa luna!
    y me la llevo!

    aplausos

    ResponderEliminar