Dulce companía

Comentarios

Ya es tarde para volver… A veces algo superior nos puede y no podemos luchar contra ello.... Pues no vuelvas... Nada mas sanador que sentir eso de dejarse llevar! Y si es así, no hay necesidad de volver... ¿Volver adonde? Los riesgos de dejarse llevar... Pero... ¿querés volver? Sin permiso... igual que como te fuiste... regresa. Yo me dejo ir con tus imágenes.

Las palabras rebotan en su cabeza. Trata de darles un orden, un sentido, de aprovecharse de ellas para armar un camino que le permita salir del pozo emocional en el que se encuentra. Tal vez tenga razón Jasonia, se dice temerosamente, tal vez, ya sea tarde para volver. Siente el peso de los años sobre sus espaldas y es allí en donde esa idea de la fuerza superior, cuya existencia sugiere WinnieO, que nos puede y contra la cual no podemos luchar, adquiere una dimensión concreta y es allí en donde comienza a anidar la propuesta de Ariana de decidirse a no volver, pero no como una fatalidad o como imposición de un poder superior, sino simplemente como una decisión propia. Y es en ese momento en el que comienza a sentir que el aire que respira le despeja una poco la mente y reconoce que no ha sido tan malo eso de dejarse llevar, que –como dice Magah- algo de sanador tuvo en su vida y que no necesita volver. Gira el rostro, cansino y envejecido,  respira y contiene el aire en sus pulmones y vuelve a mirar para adelante. Puede entender los riesgos de dejarse llevar, que Candorosa le achaca, y no, dice, en realidad -Miralunas- no quiero volver, aunque me resulte tentadora la idea que aporta Sonia, de pegar la vuelta así como si nada, este, creo, es el momento de imitar a Mafalda y dejarme ir…


3 comentarios:

  1. Interesante la forma en que desarrolló el post.

    De todos modos hay que saber que a veces, dejarse llevar "por comentarios", tiene sus riesgos...
    Jaaaa!!!

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  2. Muy original el texto.
    Los comentarios a lo que escribimos configuran una auténtica entrada y enriquecen siempre nuestras palabras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar