Dulce companía

Nada

Estas molestas por algo, preguntó él. No, dijo ella y siguió tecleando palabras sin sentido en su computadora. El bajó el volumen del televisor. Me vas a decir que no te pasa nada, insistió, ya un poco molesto. Si, dijo ella, es eso, me pasa nada y estoy como cansada de eso, que ya no pase nada. El portazo hizo temblar al departamento y él solo atinó a subir el volumen del televisor.

11 comentarios:

  1. Para nosotras "nada" siempre significa ALGO...

    ResponderEliminar
  2. la entiendo perfectamente...aunque a mí nadie me pregunta

    lo suyo es bastante peor

    ResponderEliminar
  3. Ese "nada" es de lopeor que puede pasar...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. "Nada" hace un ruido ensordecedor...

    Salu2

    ResponderEliminar
  5. La nada puede ser mucho, puede ser "todo"...

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. son afirmaciones que nos avientan ante el terrible muro de la Nada.

    ResponderEliminar
  7. Uffff, esa conversación de suena! ¿Falta de comunicación? Qué va! Ya está todo hablado.

    Saludos
    Conchi

    ResponderEliminar
  8. Qué terrible es esa nada. Pero más terrible aún esa incapacidad para reaccionar y llenarla.

    Breve y muy bueno el texto, aunque doloroso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar