Dulce companía

Puedo

Puedo esperar. Dejar que el día siga su curso. Darle la espalda las urgencias que golpean mi puerta. Olvidarme de los días que vendrán y de los que se fueron sin más. Puedo hacer como si no estuvieras tan presente en mis pensamientos. Sentir, aunque sea por un instante, que no hay nada más que ese retumbar de mi corazón que marca el ritmo de mi existencia.


2 comentarios:

  1. Ese puedo suena a mezcla de "pero no quiero" y de "mentira, no puedo". En todo caso, lo más probable es que sea mejor no poder.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. A veces nos salva el no saber...
    Suele ser un refugio seguro!

    Beso

    ResponderEliminar