Dulce companía

Mi General que grande sos




Cuantas veces en la corta historia política de nuestro pueblo, nuestros dirigentes locales habrán entonado la marcha, para motivar a la gente en un acto proselitista o para contagiar a algún vecino de los que se sienten peronistas sin necesidad de estar reclamando nada para si, todo lo contrario, mas como un gesto de agradecimiento por todo lo que el peronismo –en tiempos ya memoriosos- represento para los argentinos.

Es quizás ese el sentido que pasó a tener la plaza ubicada en libertador y Padre de Agostini, en donde por iniciativa del en ese entonces concejal Jorge Arabel y con el acompañamiento de varios gremios, el municipio construyo este espacio para homenajear a Juan Perón y y a Eva Perón.




Hace ya bastantes días que manos anónimas dañaron las imágenes que recuerdan la memoria de Perón y Evita, pero esto parece no molestarle a nadie, menos al municipio. Seguramente el próximo 1 de Julio, o el 26 de Julio o el 17 de Octubre, más de uno, sobre todo candidato, se va desgarrar las envestiduras hablando del general, ahí van a salir corriendo a reparar este daño, que tiene mas una connotación de infantil que una razón política.

Habrá que esperar que ello pase, esperar que el “todos unidos triunfaremos” suene disperso, como se encuentra hoy lo que se dice peronista a nivel local.