Dulce companía

Bajo el silencio III

Si miramos hacia el norte, uno puede ver al lago Argentino y más acá asoma tenuemente el Cerro el Petiso. Todo sigue igual. Casi un siglo de historia nos separa de aquellos trágicos acontecimientos y nada parece haber cambiado. El paisaje tiene incluso incorporado el alambrado como único síntoma de la presencia de humana.

4 comentarios:

  1. De la historia de Argentina me declaro una completa ignorante. Así que no sé bien de qué batalla hablas, una disculpa.


    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que esa parte de nuestro Sur me hace acordar mucho tambien a los silencios del norte argentino!!!
    Esos silencios... que casi dan miedo ...
    Tanta inmensidad me provoca sensaciones raras... sentirme lejos de todo y a la vez decir que belleza disfrutar de esa tranquilidad y de esos paisajes alejados y de dificil acceso...!!!
    Tu blog es un lugar maravilloso con fotos increibles!!!
    Gracias por pasar por mi casita!!!
    Besos llenos de luz, te sigo, aunque no me veas en seguidores (no creo en eso)

    ResponderEliminar
  3. Esas imágenes me hacen sentir chiquitita...

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  4. Habrá más entregas de "Bajo el Silencio" ¿verdad? por si acaso andaré al acecho, que lo sepas...
    Un abrazoooo.

    ResponderEliminar