Dulce companía

Resuelta

Daba vueltas y vueltas. La seguía muy de cerca y ella siempre hacia como si no le interesara. El, imaginaba que un día –así como si nada- sus ojos le entregarían toda su mirada. Ella, más natural, ya sentía la proximidad del invierno y preparaba su partida hacia lugares más calidos. Acostumbrada a su cercanía, sentía que su existencia ya estaba resuelta.

10 comentarios:

  1. Los cisnes me fascinan. tan bellos y elegantes. Besitos!!!

    ResponderEliminar
  2. A veces nos pasa tb a los humanos. La simple cercanía de la persona querida nos hace sentir que la existencia está resuelta, mismo que en realidad sea mucho más basta. Linda entrada! Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que hermosa foto!
    Y esa esperanza a que le entregara toda su mirada!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Bellísima foto para unas bellisimas palabras...Besos

    ResponderEliminar
  5. yo emigro al amor. así siento que mi existencia ya está resuelta.

    un gran abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  6. Yo sigo pensando que no hay vidas resueltas por mucho que se empeñen algunos en predicarlo.

    Qué tranquilidad transmite la foto.

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. es una belleza , descurir el alma en imagenes

    ResponderEliminar
  8. me ha encantado esta parte...

    El, imaginaba que un día –así como si nada- sus ojos le entregarían toda su mirada


    sí, me ha encantado

    ResponderEliminar
  9. Me gustó mucho este post.La cadencia de tus palabras flota sobre el agua.

    Un abrazo patagónico.

    ResponderEliminar