Dulce companía

Ocaso

El ocaso siempre estuvo asociado con el final. Su llegada, referida a los imperios, políticos, artistas o personas cualesquiera que sean sus circunstancias, representó -de alguna forma- la terminación de un ciclo exitoso. La puesta del sol ha sido para muchos más que el final del día. Cuando veo al sol sobre el poniente tengo una sensación de goce que en nada se asemeja a esa idea oscura que a muchos atormenta. Cuando sus últimos rayos reproyectan sobre el agua es cuando más seguro me siento de estar conectado con esa extraña armonía que es el universo.

13 comentarios:

  1. en ocasiones el ser es el único ente que desencaja en el universo. sin embargo, el texto que hoy compartes es testimonio de un logro significativo que pocas veces sucede: enlazarse con aquella extraña (y compleja añadiría yo) armonía.

    ResponderEliminar
  2. siempre un final da paso a un inicio

    acaba el día...comienza la noche

    acaba una etapa...comienza otra

    ResponderEliminar
  3. Y otros, como Cortázar, anhelan ver el rayo verde de Verne en el último minuto de cada atardecer. Y en extrañas ocasiones lo encuentran, imaginan, inventan. Cuál es la diferencia si de un sueño se trata.

    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  4. anhelo los atardeceres.....nada como el sol poniéndose....hasta yendo por el cinturon de la M30 de Madrid.....Bellos atardeceres...Besos

    ResponderEliminar
  5. No hay nada más hermoso que una puesta de sol, transmite una sensación de paz y sosiego.
    Bonita foto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. atardeceres y melancolías... ¿Imaginas como sería vivir en el pequeño planeta del Principito (le Petit Prince), con cientos de atardeceres en unas pocas horas...)

    ResponderEliminar
  7. Son lindísimas todas las fotos en este blog!

    ResponderEliminar
  8. A mi los atardeceres, me producen una sensación de plenitud,muy especial.Como si solo existiera ese instante cuajado de belleza,y pudiera plasmarlo en mi vivir diario.Con ese sentido, mi vida adquiere una riqueza única, y trato de olvidar, lo que no es tan bello.

    ResponderEliminar
  9. La puesta de sol
    suscita en mí,
    belleza y reposo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Adoro la hora del "ocaso"; es el momento del día en el que los colores de la naturaleza nos van regalando sensaciones únicas!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. la paz q da ese momento del dia es unica

    ResponderEliminar
  12. Y esa extraña armonía de la que hablas es la que intenta transmitir la correduría de seguros "Ocaso" (verídico el nombre).

    Que conste que yo también lo asocio a algo positivo.

    Un besico

    ResponderEliminar