Dulce companía

No existe

No existe el día perfecto. Ni la vida perfecta. El paraíso –como nos lo mostraron- debe ser aburrido y tedioso. Es cierto que disfruto mucho de momentos como este, paseando en mi bote sobre la bahía calma, pero el deseo de bajar a tierra es fuerte y no necesito morder ninguna manzana para decidirme a empezar a remar hacia la costa.

7 comentarios:

  1. Dicen que El Paraiso está desde aquí. Hermosa foto como siempre. Un gran saludo!

    ResponderEliminar
  2. bellísimos imágen y palabras, palabras e imágen.

    aunque agnóstica, me hago la broma que mis amigos no estarán en el paraíso, por eso de aburrido!

    ya dije precioso blog?

    ResponderEliminar
  3. Considérate un privilegiado!!! Y si no existe la perfección, tu casi la acaricias con esos maravillosos paisajes!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. jaja...hablando de manzanas!
    Hermoso lugar!

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Pasear en barca por ese
    paraíso alegrará el alma.

    Disfruta de tan plácidos
    momentos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Son instantes, hay que aprovecharlos, atesorarlos y a seguir con esos otros instantes más terrenales pero que necesitamos para encontrar el equilibrio.

    ResponderEliminar