Dulce companía

Te vas

La realidad se ha vuelto tan difusa, tan poco palpable, tan artificial, tan producto de tanta herramienta tecnológica; que a veces, prefiero zambullirme en esta soledad lacustre, quizás con las esperanza de encontrar en ella algo que alimente este desesperado deseo de experimentar algo más real. Pero vos, hastiada de tanta reflexión sin sentido, simplemente te vas. 


2 comentarios:

  1. ay, qué triste es ese desencuentro de almas que viven de distinto modo las cosas diversas del mundo, cuando ni el amor alcanza.
    siempre describís tan claramente esas profundidades!...

    ResponderEliminar
  2. No es fácil mirar siempre en la misma dirección, ni desde el mismo punto de vista. Supongo que ayuda aprender a respetar los espacios, los propios y los ajenos

    Un abrazo

    ResponderEliminar