Dulce companía

Hay días...

Hay días en los que el tiempo se me escurre de las manos, que cada minuto pasa como pasa el viento, que termino la jornada como si nada significativo me hubiera pasado y hay días en los que cada segundo es un milagro.

2 comentarios:

  1. Son los mejores, ¿verdad? Esos días son los que hay que aprovechar primero y atesorar después.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tan solo nos interrumpe la noche, el sueño, ese momento de inconciencia que hace que un rato sea distinto a otro rato...

    A veces venir hasta acá me suena a un remanso...

    Abrazo

    ResponderEliminar