Dulce companía

Creación

Los troncos de lenga y las rocas traídas de la orilla del lago esperan. Como si supieran que pronto las manos de los artesanos comenzaran a hurgarlas, buscando en su interior las formas que tan celosamente guardan. Es aun temprano en la calida mañana de diciembre. El hombre -en silencio- busca para sus adentros lo que sus manos deberán encontrar en eso pedazos tierra.

10 comentarios:

  1. Me quedé pensando en si las formas son guardadas celosamente en los troncos de las lengas, o es junto al artesano, materia-creatividad, cuando aparecen?

    ResponderEliminar
  2. ...

    En espera de manos que escarban secretos.

    Saludos para ti.

    Tus imágenes están muy padres. Me gustan mucho. Miro en cada una la apacible sencillez que en realidad es lo que abraza a lo realmente bello. Me trasmiten también tranquilidad.

    Mafalda

    ResponderEliminar
  3. Miguel Angel encontraba en el marmol sus figuras....¿por qué no encontrarlas en la madera? Me guts la foto. Besos y feliz lunes

    ResponderEliminar
  4. Quizás ahí está el quid de la cuestión ¿la forma está en la cabeza del artesano, o es la madera quien la guarda y éste ha de averiguar donde está?

    O quizás ambas cosas, de ahí que muchas esculturas de madera sean increíblemente hermosas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Esculturas latentes
    que manos artesanas
    sacarán a la luz.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. A veces quisiera ser artesana...

    ResponderEliminar
  7. Hace muchos pero muuuchos años, una idea semejante se emprendía en el pueblo que habito hace mas de un lustro, y parte de esa idea había sido propuesta por ésta cabecita...manos y herramientas de todas partes del mundo hicieron de la madera de árboles otro arte.
    qué buen espectáculo es ese!!!

    ResponderEliminar
  8. Una vez hice una instalación con troncos de árboles. Estuvo bien.

    Buena entrada y gracias por pasar.

    Saludos blasianos.

    ResponderEliminar
  9. La vida de los materiales contienen dentro de sí formas sugerentes a la imaginación del artista. El mármol y la madera para el escultor; los colores para el pintor, la palabra para el poeta.

    ResponderEliminar
  10. vaya vaya...así que las formas están sólo jugando al escondite, no se dejarán encontrar si quien las busca no pone todo su empeño...curioso

    ResponderEliminar