Dulce companía

Bajo el silencio XIII

Se izan las banderas. La imagen me conmueve. Las palabras que rebotan en las montañas hacia el sur, me entristecen. Una niña lee un poema en el que reclama memoria. En una carta, Osvaldo Bayer les exige a los propietarios de la tierra que donen parte de ella a cooperativas de obreros. Todo es emotivo. Los organizadores agradecen la presencia y nos invitan a compartir el asado criollo que tienen preparado.

11 comentarios:

  1. Mas emotivas son tus palabras aùn, y yo tambièn quiero asado O.*

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Tu entrada, corta, me inquieta por el contenido de las palabras, por esa bandera en primer término, por esa niña que puedo adivinar y escuchar leer el poema y luego ese compartir el asado criollo.
    Como ignorante que soy en tantas cosas he buscado a Osvaldo Bayer ( ahora tengo que encontrar ese poema) y creo comprender muchas más cosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Imagino a esa niña leyendo ante todos bajo la bandera y me emociono. Hermoso post, muy hermoso. Besitos!!!
    PD: ¿queda un poquito de ese asado?

    ResponderEliminar
  5. Cortito y eficaz como suele decirse, yo también busqué a Osvaldo Bayer para terminar de redondear conceptos. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. En mi país, me parece, cosas así ya no suceden. Uno ha dejado de conmoverse por actos tan sencillos y emotivos. Triste.

    Gracias por tu visita a mi blog

    ResponderEliminar
  7. Siempre que se eleve una bandera, alguien diga unas palabras, y los criollos estén haciendo un asado, aparecerá ese sentimiento Argentino, que tan bien reflejan tus palabras.

    ¡Saludos!

    P/d: eso extraño de mi pueblo, poder, cuando se me antoje, hacer un asado en el campo.

    ResponderEliminar
  8. Una vez fui ayudar al chaco a una escuelita. Todas la mañanas preparabamos el desayuno (entre muchas otras cosas que haciamos) pero antes se hizaba la bandera. Fue en el unico lugar donde me senti argentino... al menos ante una bandera.

    Me gusta mucho tu blog me hace recordar que hay otra vida no muy lejos.

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito!, la verdad.
    Me hubiera apuntado a lo del asado al aire libre... mmm
    Besos.

    ResponderEliminar