Dulce companía

El libro y no la espada fue lo que creó el país"


Para el próximo 4 de mayo está previsto el inicio de la segunda edición de la feria del libro en El Calafate, el evento nos acercará un vez más al contacto directo con escritores locales, regionales y de renombre nacional.
Importante fueron en ese sentido las palabras del Periodista y escritor Tomas Eloy Martínez que señaló en su discurso de apertura de la Feria Anual del libro que “El libro y no la espada fue lo que creó el país” y del mismo, con muchos mensajes significativos, nos pareció oportuno rescatar este párrafo:
“Cuando el poder no lee, el poder no piensa. Las dictaduras militares se negaron a leer. Como los comandantes no leían, lo único que los afectaba era lo que oían. Y, por lo general, oían lo que querían. Con el poder iletrado, no hay diálogo posible: sólo obediencia y monosílabos. Después, durante los años en los que el país fue sometido a un voraz remate, el acto de pensar se volvió ineficaz e inútil. Para prosperar, ya no era preciso leer: es decir, no hacía falta pensar. Se impuso el hábito de la discusión frívola. En vez de debatir ideas, se debatían actos de viveza. ¡Cuánto nos ha costado salir de ese pantano en el que estábamos estancados, huérfanos del libro! ¡Cuánto puede costarnos todavía encontrar un proyecto de nación que nos una a todos! ¡Y qué difícil va a ser lograrlo si no entendemos, como tempranamente lo entendió Sarmiento, que educar al pueblo en la verdadera democracia es permitir que todos aprendan lo mismo para que, al menos en el caudal de oportunidades, todos sean iguales!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario