Dulce companía

La mala comunicación


Frente a la violencia verbal instalada en estos días por la publicación que el municipio realiza y en la que se insertan comentarios fuera de lugar sobre la asamblea realizada por la Cooperativa Telefónica, nos preguntamos porque se insiste en el uso de la agresión mediática como medio para dirimir los conflictos político, cuando todavía falta más de un año par las elecciones

¿Cual es el propósito de las agresiones gratuitas a las que son sometidas las personas que lo único que hicieron fue ejercer su derecho a participar en una asamblea?

¿Que balance hacen los vecinos comunes y corrientes de este tipo de situaciones?

Creo que este tipo de acciones, esconden un meta mensaje en el que se nos dice que no nos metamos, que no participemos, que no opinemos, que dejemos las cosas como están, para evitarnos problemas y tener que andar por las radios explicando que quisimos hacer o que no quisimos hacer.

Una conclusión apresurada de lo acontecido en dicha asamblea y las posteriores reacciones del municipio, tal vez sea lo afirmado por Valéry, Paul Ambroise cuando señalaba “La política fue en principio el arte de impedir a la gente meterse en lo que le importaba. En una época posterior agregósele el arte de comprometer a la gente a decidir sobre lo que no entiende.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario