Dulce companía

“NOS PASÓ ESTO PORQUE SOMOS UNOS PAYASOS”


Así se expresó Carlos Albornoz, presidente de la asociación automovilística que organizó la carrera finalmente suspendida. El motivo fue el incumplimiento del Municipio de un convenio firmado con los propietarios de una estancia que cedía las tierras para la construcción de un autódromo. A pesar de lamentarse por la situación, Albornoz afirmó que “está bien que nos pase esto, porque si en todos lados se trabaja seriamente y por las vías legales: ¿por qué acá tenemos que hacerlo de otra manera?”.

“Esto nos pasó esto porque somos unos payasos”, exclamó Carlos Albornoz. (Fuente: FM Dimensión)

A confesión de partes relevo de pruebas dicen los abogados, y frente a las declaraciones de Albornoz no hay nada que agregar.
El modelo de conducción voluntarista hace agua por todos lados, lo del circuito es una muestra más, lo del basural en el medio del pueblo y sin la membranas para evitar que el lixiviado contamine las napas es casi una tragedia, la falta de vuelos por ausencia de una estrategia de promoción del destino acorde al crecimiento de la ciudad una señal de alarma, la entrega del camping municipal, del campo de doma y de la hoya del chingue a manos privadas una vergüenza.
Pero el jefe comunal no escarmienta, no parece darse por aludido, ahora que terminó los festejos por la renuncia de Acevedo, no dedicó una sola palabras para repudiar el golpe de estado del 76 como contrapartida de las que uso para intentar capitalizar como un éxito propio la renuncia del gobernador y como broche de oro no estuvo presente en los actos de Malvinas, argumentando razones de Estado que lo llevaron a viajar con un conocido empresario de urgencia a Tierra del fuego.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario