Dulce companía

Una ciudadanía que crece un Intendente que enloquece


Opiniones Encontradas (prensa municipal)

En el nuevo perfil costero de la ciudad de El Calafate

Sobre el tema desde el Ejecutivo se afirmó que el Municipio tiene políticas ambientales y que el Plan regulador de la bahía fue planeado hace años.

Con los mismos objetivos que Pastor y Bonilla en 1970, las obras brindarán a la ciudad y al turismo la posibilidad de acceder a la costa en forma segura y con buenos usos, además recuperará tierras en zonas bajas y se construirán defensas contra a acción erosiva.
El plan prevé además el mejoramiento de la infraestructura vial, iluminación, servicios, parquización y esparcimiento.


Hay un sector de la ciudad que también se opone a este proyecto.

La periodista Silvina Wanger –una de las integrantes del programa “La Siesta Inolvidable” de Radio Mitre que se transmite por FM. Dimensión- de El Calafate, los caracteriza como “retro-progresistas”. Es decir gente de valores “progre”, pero que de tanto quejarse se transforman en conservadores.

Todo cambio esta mal, en especial si el cambio lo genera el Estado (Municipal, Provincial o Nacional), si la alteración del orden ecológico lo hace una empresa se callan la boca. Nunca escuchamos un comentario sobre la contaminación que generan los gases de los cientos de colectivos que entran al Parque Nacional Los Glaciares ni tampoco la preocupación sobre la contaminación que podría ocasionar el turismo lacustre sobre el Lago Argentino, por ejemplo.

Aquella mirada critica de la realidad que sirve para la reflexión, la cambiaron por el facilismo del mensaje rezongón. Aquellos defensores de los valores democráticos y de la participación ciudadana al denostar continuamente a los representantes legítimos de la sociedad que los ha votado se han transformado en opinólogos reaccionarios.

Hoy el tema en discusión para los retro-progresistas es el Asub- Nivelador sobre Bahía Redonda. Hace un año eran los mismos que se oponían al proyecto de abrir el Paso fronterizo Zamora- La Rosada que busca en una estrategia de política nacional integrar los recursos paisajísticos de Calafate- El Chalten con los del Parque Torres del Payne.

Los argumentos sin sustento llenaron artículos y algunas pintadas callejeras denunciando “negocios” pero en realidad fue oponerse a una integración turística con Chile. En las formas comparten la xenofobia vecinal y el pensamiento ultramontano de la derecha que se opone al progreso y la hermandad de los pueblos. Bastó que la propia palabra del Presidente de la Nación se pronunciara a favor de un paso internacional que está habilitado desde el año 1993 para que se apagara el cacarero de gallinas.

Hoy el A sub nivelador vuelve a agitar las aguas de la discordia. Sin investigación periodística seria se ponen las botas de la confusión. Las fuentes documentales están en el IDUV de Santa Cruz y en la Secretaria de Obras Públicas de la Nación. Solo hay que investigar con seriedad e informar con la verdad.

Estas actitudes reaccionarias nos hacen acordar aquellos que en un tiempo no muy lejano se oponían a la construcción de un aeropuerto para El Calafate. Son los conservadores de antaño que hoy prósperos se visten con el ropaje del desarrollo, beneficiándose de la obras que traen los cambios. Los retro-progesistas por su parte son vencidos por la realidad.