Dulce companía

Isla Solitaria VII

La proximidad con la isla me entusiasma. Su tamaño se acrecienta a medida que nos acercamos. Preocupa un poco como estará el lago en el tramo en el que uno debe pasar por el agua. Iba a decir caminar sobre las aguas, pero suena muy bíblico. También preocupa un poco la temperatura del agua, que suele ser fría, como para recordarnos de donde proviene. Pero a esto último estamos más acostumbrados en esta parte del planeta. No digo que uno no sienta frío, lo que quiero decir es que tal vez haya una mayor aceptación del mismo.

4 comentarios:

  1. A mí me da por imaginarme ese mar helado para poder patinar durante horas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una imagen que transmite desolación y belleza. En cuánto al frío, si, se acepta como algo inevitable verdad? Es un comapañero más supongo. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Me da frío solo de imaginarme...

    A mi la imágen me transmite soledad.

    Saluditos!

    ResponderEliminar
  4. a mi esta imagen me transmite esperanza...un inmenso mar con un hermosos horizonte cargado de esperanzas.
    Preciosa imagen.
    Mil besitos!!!

    ResponderEliminar