Dulce companía

Una golondrina

Ella hizo una pausa. Le quedaba mucho por andar. El estaba en uno de esos momentos en los que la necesidad de otro es más fuerte. Ella no necesitaba. El esperó –no mucho- y se aproximó. Ella, voló. No hay amor en primavera, pensó él. Ella, ya sentía el verano.

6 comentarios:

  1. ¿Entonces primavera o verano?
    Muy lindo texto.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la ternura de estas letras...

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué dura tan poco el amor?.Seguramente sus caminos se cruzaron y nada más. Es difícil encontrar a aquel-la, que disfrute de la primavera y anhele el verano al unísono.

    ::)

    ResponderEliminar
  4. Qué foto tan chula!! Y sí, cada uno emprende el vuelo cuando está listo para ello, claro que hay veces que es demasiado pronto y te pegas de bruces contra el suelo.

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Cómo me gusta tu foto y la golondrina!
    Saludos

    ResponderEliminar