Dulce companía

Néstor puede andar tranquilo: Incumplir promesas de campaña no es delito


La noticia nos llega desde Chubut y por supuesto que tranquiliza a más de uno, que hubiera pasado a una situación un poco incomoda si un juez de esa provincia sentaba jurisprudencia, condenado al Gobernador por no cumplir con uno de sus compromisos de campaña.

“Un fallo de la Justicia correccional de Comodoro Rivadavia sostuvo que no se puede obligar a los políticos a cumplir con lo que prometen. Las constantes quejas de los ciudadanos sobre las promesas de los políticos en campaña seguirán siendo reprochables éticamente por los votantes, pero no por la Justicia.”
http://www.diariodemadryn.com/vernoti.php?ID=58266


El hecho que va a quedar como anécdota, obligaría a revisar el código penal, estableciendo nuevas tipificaciones del por ahora inexistente delito, pero nos pareció oportuno hacer un listado y dejar en manos de Uds. las posibles condenas que no necesariamente deben ser en años de prisión y de esta forma imaginar que hubiera sido si fuera condenable mentir en política

Para los que prometen ser participativos y convocar a la gente a tomar juntos las decisiones importantes de la comunidad y después se encierran en un penthouse con vidrios polarizados para que nadie los vea desde afuera:

Para los que hablan de transparencia en la gestión y después viven haciendo contrataciones directas en las que se presentan solo los amigos:

Para los que prometen no prometer nada en la próxima elecciones y por otro lado le aseguran a medio mundo de que si los votas te van a dar una mano en algo.

Para los que aseguran que este va a ser su último mandato y que se presentan solo para no dejarle a la próxima gestión temas pendientes:

Y sigue la lista

No hay comentarios.:

Publicar un comentario