Dulce companía

Aladino en El Calafate


Un poco de humor para una semana con muchas inquietudes, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

“Un Alcalde Municipal se encontraba ordenando su despacho, cuando en una caja de archivo, encuentra una lámpara, la frota y aparece un genio y le dice que pida tres deseos que él se los iba a conceder. Desconfiado el jefe comunal, pide como primer deseo una cerveza bien helada, Plum y una sabrosa cerveza apareció, espumosa y helada, en la mano del Intendente.

Ya más convencido, propuso que se cumpla su sueño de estar una playa del caribe rodeado de las más hermosas mujeres del planeta. Plum y apareció frente a un mar color turquesa rodeado de esplendorosas mujeres que no dejaban de mimarlo.

Cuando se disponía a comenzar a disfrutar de su cerveza y de la cálida playa caribeña, el genio le recuerda que le quedaba un deseo más para cumplir. Frente a ello el deslumbrado funcionario dice “quiero esta en un lugar en el que no trabaje nunca más”. Plum apareció de nuevo sentado en su despacho municipal."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario