Dulce companía

Padre cielo IV

En el trayecto, a medida que avanzamos, comenzamos a encontrarnos con otros caminantes. Hola…Hola…Hola…, es el único intercambio verbal, que nos señala de alguna forma que todos estamos en la misma. Que los distintos orígenes, edades y posibilidades no han sido impedimento para que confluyamos hoy aquí. Que la Madre Roca y el Padre Cielo no entienden –por suerte- de las formas artificiales en las que el hombre a fragmentado el mundo.



5 comentarios:

  1. Recorrí un poco tus hermosas vistas y leí algunos de tus comentarios. No deben alcanzar las palabras para describir las emociones que esos lugares producen. Es cierto también..
    el hombre ha fragmentado injustamente
    a la naturaleza...Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  2. Que posibilidad de aprender es tu viaje....

    Envidio tu capacidad de reflexión.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. habrá q esperar a encontrar nuestro sendero común

    ResponderEliminar
  4. Que paisaje tan precioso y que preciosas palabras también. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Paiseje lindísimo! vosotros a disfrutarlo y jo que quedaré con las ganas. Esperandp esto sí, nuevas fotos y crónicas . Gracias, y un beso

    ResponderEliminar