Dulce companía

Pico de plata


Llegó. Si, como todos años para esta época, ya está de nuevo dando vueltas por mi patio. Se destaca entre los gorriones. Me gusta esto de esperarlo. Su llegada es como un síntoma del comienzo de una nueva temporada. Es más, creo que habría que hacerle un festejo especial. Declarar la llegada del Pico de Plata, como la bajada de bandera para dar rienda suelta a todo lo que sea disfrutar de la naturaleza. Como muchas de las aves, el macho se destaca visualmente por vestir de alguna manera colores más llamativos. Cuando despliegas sus negras alas, deja ver debajo de ellas un blanco intenso que le da a su vuelo un tono casi circense. Cuanto ha tenido que trabajar la naturaleza, para en el proceso evolutivo dotarlo de todas estas virtudes estéticas, con el fin de que cumpla el noble objetivo de atraer a su lado un compañera y así prolongar la existencia de su especie.

3 comentarios:

  1. No lo conocía al Pico de Plata, al menos por ese nombre y me gusta. Apoyo tu iniciativa de hacerle un festejo y declarar su llegada.


    Estercita

    ResponderEliminar
  2. Gracias Isabel y Pelado por los comentarios.

    ResponderEliminar