Dulce companía

Desarraigo VI

Trato de centrarme en lo que seguramente debería ser mi única preocupación, el vender el campo, cobrar la comisión y seguir desarrollando mi trabajo. Pero no, no puedo evadirme de los pensamientos que disparan realidades como la de los peones rurales, que siguen igual o peor que los que osaron organizarse y desafiar a la historia que aun hoy se niega a darles un lugar como seres humanos. Ya no son chilenos, ahora uno encuentra correntinos, formoseños y chaqueños. No traen a su familia, vienen solos a cambio de la comida, alojamiento y un sueldo de peón rural que giran al norte en donde seguramente debe ser más que bienvenido.

5 comentarios:

  1. esos son los lugares, donde uno desconoce de limites. de limites de fronteras.
    de limites de horizontes, donde es cielo? donde es tierra?

    ResponderEliminar
  2. Esos desafíos que curten
    y dejan cicatrices.
    Es bueno pensar en los demás
    cosa que ya no ocurre a menudo.

    Gracias por acercarte por
    mi ventana y dejar
    un amable comentario.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. esto es el cuento de nunca acabar!

    =0S

    ResponderEliminar
  4. Me estoy enterando de cosas que no me gustan nada. Ahí en el humbral del mundo, no habeís oido hablar de los derechos humanos? Tu foto es bonita, pero lo que más me ha impresionado son tus relidades.
    Gracias por tus crónicas!

    ResponderEliminar
  5. Juana: Los limites los fué imponiendo el hombre con sus alambrados, aunque es cierto que uno puede muchas veces quedar atrapado en los espejismos que en medio de tanto desierto dibujan cielños en la tierra y tierra en los cielos.

    Marisa: Estoy dando esa batalla para no dejar de pensar en los demas, para que no me dé lo mismo lo que le pasa a los demás.

    Sonia: Como dice untema hermoso de Vox Dei:
    No puedo yo entender, si es asi la verdad
    de que sirve ganar, si despues perdere
    Inutil es pelear no puedo detenerlo
    lo que hoy empezé, no será eterno.

    Montserrat: Por estos lados la realidad es mas cruda de lo que muchos pueden imaginar y eso tal vez la haga mas interesante.

    ResponderEliminar