Dulce companía

Los nuevos roles de los gobiernos locales

La participación ciudadana no puede considerarse independientemente de las funciones y competencias de los gobiernos locales y -sobre todo- de la voluntad y capacidad que manifiesten los Intendentes Municipales para asumir nuevas responsabilidades e impulsar políticas novedosas, incluso en el límite de la legalidad o en la a-legalidad.

Entre esas responsabilidades, citaremos algunas que no sólo son importantes en sí mismas, sino que requieren formas innovadoras de participación:
  • La promoción exterior de la ciudad, el marketing urbano, la atracción de inversiones y nuevas actividades, la valorización de la marca local.
  • La reconversión de la base económica, la generación de lugares de trabajo, la formación continua de recursos humanos, la calidad de la educación.
  • La formulación de planes integrales para zonas obsoletas o en crisis, degradadas, marginales o mal urbanizadas -tanto en áreas centrales como periféricas-; la creación de nuevas centralidades.
  • El desarrollo de programas de sustentabilidad y calidad ambiental (como las agendas 21) y de salud pública.
  • La aplicación de políticas especificas hacia grupos vulnerables o con problemáticas específicas, como lo son los colectivos de inmigrados.
  • El desarrollo de infraestructura de medios de comunicación local (radio y TV, cableado), la animación de los mismos y la facilitación del acceso universal de los ciudadanos a las tics (tecnologías de información y comunicación).
  • El desarrollo de programas de seguridad ciudadana y de cohesión social -en especial, de carácter preventivo-, así como el establecimiento de una ágil justicia local.
  • La protección o defensa de oficio de los ciudadanos ante otras administraciones o empresas de servicios de naturaleza pública y -en general- de sus intereses como usuarios y consumidores.
  • La concertación y coordinación con el Estado -y en algunos casos con entidades económicas- de las grandes infraestructuras comunicacionales, energéticas, tecnológicas, industriales o comerciales que tengan fuerte impacto sobre territorio.
  • La constitución de redes de cooperación con otros municipios y entidades supramunicipales para definir estrategias conjuntas y prestaciones de servicios en común.

Aunque estas políticas requieren de la acción coordinada de diferentes niveles institucionales, su eficacia depende del grado de participación ciudadana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario